Publicidad

Publicidad

  • Crónicas de un ayudante avanzado

    Domingo, 02 de Febrero de 2020 - 22:11

    De las críticas y de los críticos

    Una crítica no supone más que discernir lo bueno de lo malo, del latín criticus y éste del griego Kriticós, éste vocablo sustantivo y femenino, hace referencia a "separar, decidir, juzgar", comprendiendo el arte de valorar, opinar y comprender dictando un juicio concreto acerca de alguien o algo y manifestarlo públicamente.

    Entiendo que el trabajo de los "periodistas gastronómicos" puede presentarse más complicado de lo que parece.

    Comer y cenar casi todos los días fuera del hogar es, a priori fantástico. Pero dependiendo del estado de ánimo, habrá días en que pueda tornarse en una tortura. Como puede llegar a serlo, el hecho de estar bajo el juicio constante de sus propios colegas de profesión, lectores e incluso de amigos.

    Pero queridos críticos, lo que somos no es un "movimiento individual". Hay una relación con la sociedad con la que interaccionamos; los relatos vitales, las biografías y las historias personales de los chefs, del personal de sala o locales a los que ustedes aluden con sus críticas, se ven afectadas de forma directa en la manera en la que todos ellos tratan de ganarse la vida.

    Por lo tanto, hay que reconocer que tenéis la obligación de actuar de forma ética, y de miraros vosotros mismos al espejo para entender quiénes sois y qué habéis hecho; porque sólo entonces se puede comenzar a entender quiénes son los demás.

    Debéis aprender a relacionaros con vosotros mismos, y por tanto con los demás, a través de un proceso de interiorización sincero y honesto; sabiendo escuchar y dialogar.

    Únicamente cuando, mediante el "autocontrol del yo", la autorregulación de nuestras emociones, del esfuerzo y de la resolución de nuestros propios dilemas, todos nos hayamos convertido en un modelo, estaremos capacitados para enseñar un nuevo mundo a las poblaciones venideras, siendo un ejemplo de lo bien que hemos sabido responder a nuestros conflictos y cómo hemos sabido metabolizarlos.

    Y además quiero despedirme diciendo, queridos críticos, que "no todo lo que brilla es comestible", y no me refiero sólo a la comida. Pero eso lo explico otro día.

Publicidad

Daniel Orihuela

Colaborador: Chef ejecutivo y empresario

Chef ejecutivo y empresario

Publicidad

La encuesta del día

¿Adelantaría su hora de cenar para apoyar a la hostelería?

  • No por mi horario laboral
  • Sí Por supuesto
  • Ns / Nc

15821 Votos contabilizados

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Colaborador